Nos acabamos de enterar a través de ZDNet que la próxima consola de Microsoft podría salir en 2015. Esta información debemos cogerla todavía con pinzas, pues no se trata más que una posibilidad a la luz de documentación de Microsoft.

En concreto, se trata de un portfolio del departamento de Interactive Entertainment Business Design en el que bajo el título Microsoft Xbox se mencionan los trabajos destinados a sacar un nuevo hardware en 2015.

Desde luego, las cosas pintan bien, y todo hace pensar que dentro de cuatro años puede ver la luz la siguiente generación de consolas (puesto que seguro que las competidoras responden con sus propuestas).

Poco más podemos decir de momento, pero si esto es verdad, aún nos queda mucho tiempo por delante para disfrutar de la Xbox360 y la garantía de que habrá estudios desarrollando grandes juegos puesto que es una consola con mucha vida aún por delante.