Tras cerca de 2 años de larga espera tenemos por fin en las calles el tan esperado título de mafiosos de 2k Games: Mafia II. Tan solo hace 1 escasa semana que salió y ya ha generado muchas críticas, más malas que buenas, pero ninguna indiferente. Desde Xbox666 tampoco nos hemos quedado indiferentes tras probarlo concienzudamente y, a pesar de que nos ha dejado un sabor de boca amargo, realizaremos a continuación una crítica del juego de mafiosos por excelencia intentando abordar sus pros y sus contras.

Como todo buen análisis comenzaremos con el apartado narrativo y argumental de la historia. La primera parte de “Mafia” (que salió allá por el año 2002) me cautivo personalmente, pese a que cuando empecé a jugarlo pensaba que se trataría de una burda copia del “GTA”, su historia y trama argumental no tardó en ensimismarme e impresionarme. Era una verdadera historia de gánsters y mafiosos como muchas de las mejores películas de este género. Para nuestra decepción no ha pasado igual en la segunda parte de este gran título.

Mafia II” no posee una mala historia, el problema radica en que se ha especulado tanto y se ha elevado tanto su calidad narrativa que dábamos por hecho todos que superaría con creces su primera parte (muchos traílers y diarios de desarrollo nos daban esa sensación), y no ha sido para nada así, ha ocurrido el fenómeno tan común últimamente conocido por ‘hype’.

A pesar de todo, las persecuciones molan.

Dejando a un lado la comparación con su antecesor hay que añadir donde radican sus fallos que hacen que la historia no acabe de cuajar. En primer lugar y (en mi humilde opinión) el fallo más gordo es el personaje principal: Vito Scaletta. Nuestro protagonista no es más que un diseño tridimensional de píxeles y polígonos, apenas tiene personalidad y no evoluciona a lo largo del juego, sus diálogos son bastante pobres y no tiene ningún tipo de carisma, algo que creemos que en un juego de mafiosos es muy importante. Desgraciadamente ocurre esto con otros personajes del juego, aunque nunca ninguno de los que aparece en el juego llega a tener un papel demasiado importante.

En lo que se refiere a la trama del juego, se mantiene bien hilada y en todo momento coherente, si bien algo que podemos decir es que  las elipsis constantes que aparecen en el juego entre capítulos y escenas son un tanto excesivas y te desorientan de la trama general. La historia se pone muy interesante en momentos (con algunas misiones como la del hotel, que es increíble) y desde luego consigue meternos en el mundo mafioso de los años 50 norteamericanos. Desde luego, esto último si es un punto a favor, la recreación del ambiente mafioso, lástima de falta de tratamiento de personajes.

Pegar tiros lo hago muy bien... ahora, no me preguntes porque lo hago.

En cuanto al manejo del juego y control haremos algunos apuntes que merecen la pena ser destacados. En primer lugar hay que premiar el manejo de la conducción de los vehículos. No son ,como nos hemos acostumbrado tanto, fáciles de manejar, tienen su dificultad y la conducción se ve dificultada por las condiciones atmosféricas, así pues cuando nos subimos a un vehículo cincuentero no solo nos divertimos con las increíbles vistas de Empire Bay si no también con nuestro vehículo a toda pastilla por las calles.

Algo también reseñable son los tiroteos. Cumpliendo aquí efectivamente el papel de shooter en 3ª persona, los tiroteos son intensos, dificultosos y plagados de acción. Cabe decir que el sistema de coberturas flojea un poco, no podemos pasar a otros parapetos sin abandonar la cobertura, y para disparar tenemos que exponernos obligadamente al fuego enemigo.

Pero en definitiva este apartado esta muy logrado, un manejo simple pero con dificultad necesaria para tomárnoslo en serio, los tiroteos de lo mejorcito (una lástima que se repitan hasta la saciedad en todo el juego).

Vito es elegante hasta en los tiroteos.

Pero sin duda lo más fuerte y lo mejorcito del juego es su apartado visual y gráfico, que francamente se merece un sobresaliente.

Desde las texturas de la piel de los personajes (que les podemos ver bien definidos los poros de la cara) hasta los rascacielos de Empire Bay,  la calidad gráfica y el pulido visual de “Mafia II” es digno de ovación. Comenzando por la ciudad, esta (que es una mezcla de Nueva York, Chicago y San Francisco) esta muy bien tratada  y no envidia nada a su competidor de Rockstar, en más de una ocasión nos ensimismaremos con el paisaje muy reforzado por las condiciones atmosféricas que lo hace muy realista.

Una bucólica escena de invierno, ideal para desenfundar la Thompson.

Los vehículos también están muy logrados y son fieles a la estética imperante en la década de los 40 y 50. Si a esto le sumamos lo anteriormente citado, el ambiente recreado en el juego nos introduce desde el primer momento en el mundo mafioso como el que hemos visto en innumerable obras maestras del cine de gángsters.

Capitulando este apartado  del tratamiento visual destacamos algo que verdaderamente saben hacer bien los chicos de 2k Games: el tratamiento de la iluminación. Lo hemos visto en otros juegos como “BioShock” y es verdaderamente una delicia visual.

Una agradable panorámica con una iluminación muy destacable.

En cuanto al sonido y música dos cosas breves a mencionar.

La primera y con la que me quitó el sombrero: la banda sonora. La recopilación de temas de Rock Clásico de la época le da un toque verdaderamente único y nos adentra de lleno en la época en que se ambienta el juego. Pero lo que verdaderamente deja sin aliento es la banda sonora original, la orquesta que a compuesto los temas (filarmónica de Praga) merece un 10 como una catedral, solamente digo que me he quedado innumerables ocasiones en la pantalla de título sin hacer nada por escuchar la increíble canción que suena.

La segunda, y por la que no me quito el sombrero es el doblaje. Bastante carente de emociones y que no casa con los personajes. Solamente se salva el doblaje del amigo de Vito, Joe. Lo malo, no podemos escoger el idioma, tenemos que aguantarnos y escuchar las voces en castellano.

Un jugador tras escuchar el doblaje del "Mafia II".

CONCLUSIÓN

En resumen, no es un mal juego para nada: divertido, entretenido, y además somos mafiosos. Lo malo, que no es nada del otro mundo, se le dio un bombo increíble y luego nos quedamos con cara de pasmados cuando vimos que no era la obra de arte que nos prometieron (esto influenciado enormemente por su antecesor, el “Mafia I”).

Flojo en argumento y tratamiento de personajes, sobresaliente en un increíble apartado gráfico y una colosal banda sonora. Lo peor de todo, el ‘hype’ que se le dio. [7]