Tuvo su época, pero ya murió. El western del cine pasó de moda, y nada más se volvió ha saber de él, con el desaparecieron los bandoleros, caza recompensas y forajidos más salvajes del viejo oeste. El mundo del videojuego no hizo muchos títulos de este genero, nos acordamos con añoranza de aquellos primitivos “FPS” del western como  “Mad Dog“. Pero esto se acabó. Rockstar ha pegado de nuevo un pelotazo, y nadie puede discutir eso.

He de reconocer que no soy muy dado al western en el cine, y al principio, cuando oí que Rockstar planeaba hacer un western lo primero que vinó a mi cabeza fue un GTA con caballos, algo que prometia, no cabe duda, pero que sonaba a repetitivo. No dudo en afirmar que me he tragado mis propias palabras, y la verdad me agrada el haberme equivocado. Rockstar a creado una obra maestra, a recurrido a un género poco explotado y le ha sacado todo el jugo para hacer un juego que sin duda a cautivado y que prevalecerá en nuestros recuerdos durante muchísimo tiempo.

Pero ya basta de dejarme llevar, desde Xbox666 tenemos el enorme placer de presentaros un análisis de este nuevo título vaqueril de Rockstar:  “Red Dead Redemption”.

Empezaremos comentando, como es habitual, haciendo mención a la trama, guión y personajes que nos muestra este Western. Rockstar no es una compañía que olvide este apartado, en absoluto, desde nuestro punto de vista es una de las compañías de este mundo que más enfásis y trabajo pone en el desarrollo del guión y creaciones de personajes e historias. Aquí de nuevo se han lucido, no solo han bordado una peculiar historia de un bandolero del viejo oeste con la impronta clásica de Rockstar, han creado unos personajes carísmaticos y de los cuales cogeremos mucho cariño.

De nuevo, no nos dejemos llevar, y vayamos paso a paso. No os preocupeis, pues no haremos spoilers, ya que una trama así no agrada que te la chafen. Empezando por la trama gerneral, Rockstar a creado un mundo totalmente vaqueril, pero no es un Western puro y duro. Nos encontramos a principios del siglo XX y el viejo oeste esta muriendo, las nuevas tecnologias de la revolución industrial llegan a su culmen y en consecuencia el viejo oeste toca fondo. Nosotros somos el propio reflejo de ello, un bandolero acabado, sin banda.  Esta trama es una brillante historia hilada por Rockstar donde seremos participes de las desventuras de un antiheroe americano, Jonh Marston, bandolero forzado por el gobierno federal a hacer sus trabajitos sucios. Como se decía allí por aquel entonces; un “Outlaw” (un tipo fuera de la ley).  Esto también nos da un juego impresionante podemos actuar como nos plazca, eso si, repercutirá enormemente en el juego, pues sí actuamos malamente seremos viles bandidos y la gente nos temera, si actuamos con bondad seremos heroes, y la gente nos reconocerá y saludara (no os preocupéis, ambas personalidaes pegan muchos tiros).

John Marston a lo Luckie Luck.

Esto nos lleva indudablemente a hablar de los personajes, de nuevo son tan carismáticos, extravagantes y tan surrealistas que nos recuerdan a sus compadres del GTA IV, unos personajes muy profundizados y cada uno con una historia y un pasado que explica sus acciones en el juego. Per sin duda nos ha a encantado la figura del protagonista, nuestro bandido Jonh Marston, un atormentado forajido, cansado de su vida como cazarecompensas pero un salvaje pistolero que desea salir de esta vida. Un personaje totalmente redondo, muy carismático, y con un gran humor irónico que nos recuerda a su homologo y gran Niko Bellic.

Por supuesto los dialogos entre personajes son brillantes, hilarantes y soberbios, Rockstar sabe muy bien como dar una impronta personal a cada personaje por medio de diálogos muy bien elaborados. Resumiendo todo el apartado de guión y personajes,en dos palabras que diría Jesulin, im-presionante.

Marston es el más normal de todos ellos.

Toca hablar ahora del apartado gráfico y visual, seguramente nadie tendra ninguna pega en lo que respecta a los gráficos del GTA IV, pues aquí menos aún. Rockstar no solo ha deslumbrado con unos efectos visuales sin parangón, ha creado un mundo que es un fiel reflejo del clásico y salvaje viejo oeste. Un paisajismo abrumador, que nos hara detenernos, unos persoanjes bien modelados, y todos los animales salvajes que pueblan estas llanuras áridas del oeste rebosan gran detallismo. En especial los caballos, que tanta importancia tienen en el juego, tienen un detallismo y un pulido rozando la perfección (incluso vemos como se tensan los músculos al trotar con nuestros corceles).

Todo esto hará que nos paremos a admirar paisajes, que deseemos ir a caballo disfrutando cada montaña, lago, río o simplemente, cada pájaro que vuele sobre nuestras cabezas  (claro esta que después de admirar el animalito, le cosamos a balazos para ver como graciosamente se desploma sobre el suelo).

Recalcar la variedad de paisajes, fauna y flora que veremos en nuestros viajes y desventuras (llegando incluso hasta México), cada uno un fiel reflejo de lo que imita. Los pluebos, villas, y ciudades nos hacen meternos de lleno en el salvaje y agonizante oeste:  tabernas con sus puertas clásicas, cementerios con cuervos, oficinas de sheriff y un tren a vapor que hara nuestras delicias; todo ello  diseñado a la perfección.

Por último la novedad gráfica que hemos visto en este título de Rockstar es la iluminación y el juego de luces y sombras. Esta vez existe un sol y una luna cosa que se hechaba en falta en el GTA IV, y vaya si esta bien conseguido: atardeceres preciosos alargarn nuestras sombras y nos hara un tipo la mar de interesante.

Sin duda, y para concluir el apartado, un aspecto visual y unos efectos sobresalientes, y un paisajismo hiperrealista que deja sin aliento.

Marston cabalgando romanticamente hacia el atardecer.

A continuación trataremos aspectos más relacionados con el juego en sí, es decir la jugabilidad.

El control es muy similar al de su homologo moderno GTA IV, pero esto no es lo que hay que destacar de este título de Rockstar, prometemos ser breves pero hay que mencionarlo, porque hay cosas formidables.

Hablamos sin duda de los minijuegos que existen en “Red Dead Redemption”, no solo seguiremos una historia y nos ceñiremos a pegar balazos,no. En este juego tenemos una gran y amplia variedad de posibilidades o minijuegos como prefiraís. Desde ejercer de vaquero hasta hecharnos duelos a muerte por el mero hecho de hacer trampas en el póker. Eso es, no te puedes aburrir en “Red Dead Redemption”, en las tabernas hay infinidad de juegos: Póker, dados, Blackjack (y pobre de tí como te pillen haciendo trampas). Si vas por caminos en tu caballo te pueden suceder inumerables situaciones que de ti dependera intervenir: robos, asesinatos. Podemos también cazar animales y despellejarlos para hacernos ricos vendiendo pieles exóticas, o recoger florecillas por el campo. También domaremos caballos, conduciremos el ganado, y cazaremos criminales al más puro estilo western: con el lazo.

Una cosa a mencionar especialmente es la inclusión en este título del Bullet Time (aquello que hace que el juego vaya a cámara lenta para poder freir a nuestros enemigos con facilidad). Queda muy bien insertado en el juego, y es relamente necesario, pues en ocasiones cuando cabalgamos raudos con nuestro corcel se hace dificil apuntar con precisión.

Un pequeño detalle, algo que nos ha desagradado un pelin, es un fallo muy típico en todas las primeras entregas de todos los juegos que han habido y habran: el agua mata. Si, si te sumerges a media cintura mueres instantáneamente. Pero se puede pasar, por que siempre ha sido así.

El lazo de cowboy tiene unos usos graciosos.

El último apartado que nos queda a comentar es el multijugador, allá vamos pues.

Desde luego Rockstar ha innovado con este juego, pero lo más novedoso es el modo multijugador. Por primera vez se presenta todo el sandbox que es el mundo de “Red Dead Redmption” como una plataforma multijugador, allí podremos organizar partidas con nuestros amiguetes para matar bandidos y ser justicieros, o por la contra acabar con la ley y el orden y ser salvajes forajidos. O directamente pasearnos por este gran mundo del oeste y acribillar a todo jugador que nos encontremos  (una advertencia si hacemos esto nos tiraremos largos periodos de tiempo, pues se convertira en un da y recibe constante).

Pero como bien sabreis Rockstar no lo iba a dejar ahí, a parte de esto hay innumerables modos de juego, clásicos y no tan cláscicos: todos contra todos, luchas de bandas, capturar bolsas de oro, duelos y un largo etcétera.

A esto le sumamos que iremos subiendo de nivel a la par que desbloqueando títulos, armas, personajes y monturas, hara de el modo multijugador un modo altamente adictivo y divertido (también contaremos con un modo “prestige” al llegar a nivel 50 con grandes recompensas).

Andalé gringo!

Capitulando este análisis, Rockstar a creado un clásico e iniciado una nueva etapa en el videojuego, pues de seguro que más títulos similares vendrán y  no solo de los chicos rockeros del norte.

Un ambicioso juego que ha de convertirse en indispensable y altamente recomendable, gustará a todos por igual, pues a un servidor no le gustaba el western y ahora esta deseando ver a Clint Eastwood disparando a mansalva.

¡Le damos un sobresaliente a Rockstar!.