Sam Fisher lleva cerca de una semana de nuevo entre nosotros, y como no, desde Xbox666 le hemos acompañado en su vengativo camino de vuelta a las consolas. Hoy, trás haber completado el juego del espía más reconocido de Ubisoft, analizaremos su última andanza: “Splinter Cell: Conviction”. Trás el salto comenzaremos, esperamos vuestros comentarios y opiniones sobre este peso pesado de la compañia Francesa, Ubisoft.

En esta entrega, Ubisoft prometió un cambio radical en el juego, tanto a nivel narrativo como a nivel técnico o jugabilidad. Bien, no iban desencaminados en lo que a trama se referian, pues Sam Fisher esta algo cambiado. Ya no es el leal espía al servicio secreto de ‘Third Echelon’, trás la muerte de su hija se convierte en un renegado en busca de respuestas y de venganza. Sam Fisher es hora un hombre sin miramientos y con mucho rencor, si antes era despiado y frio, ahora lo es más (y mola también más), no se lo pensara dos veces antes de estampar tipos malos contra retretes o peces gordos contra televisores (una verdadera delicia).

Con esto Ubisoft logra darle un giro a la trama e historia de la vida de Sam Fisher donde nuestro enemigo es ahora quien nos dió de comer siempre, ‘Third Echelon’. Una trama de traiciones que cabe destacar por su corta duración, podremos acabar la campaña de un solo jugador facilmente en menos de 6 horas, un lástima ya que la línea argumental facilita que se pueda alargar por muchisimo más tiempo. No obstante esto se ve compensado por un campaña multijugador, precuela de lo que le ocurre a Sam, también de corta duración.

Esto es lo único que podemos criticar de este apartado, su cortísima duración y una ligera sensación de que el juego no esta finiquitado, que esta incompleto, ya que la trama es interesante y a todos nos gusta las historias de traición y venganza (y más si hay cabezas empotradas contra inodóros).

Sam Fisher cabreado

Otra de las cosas que vendió Ubisoft a parte de un Sam Fisher diferente (ahí cumplieron su parte del trato) fue un juego de grandes prestaciones visuales y un trabajadisimo aspecto técnico. En este apartado no podemos sentirnos estafados ya que es un juego de última generación muy bien tratado visualmente: la iluminación siempre presente y muy importante en esta saga es francamente excelente; el diseño de los interiores y edificios por el que nos infiltraremos estan cargados de detalles cosa de la cual estamos agradecidos.

Pero pese a su gran trabajo en este apartado no es tanto como para elevarlo a la categoria que Ubisoft predijo. “Splinter Cell: Conviction”, si, es un juego de última generación, pero no, no destaca entre los demás juegos por un aspecto hiperrealista. Simplemente esta muy bien trabajado, se agradece el detallismo y hace que el jugar con Sam Fisher aporreando y disparando a los tipos malos se convierta en una experiencia, visualmente, muy atractiva.

Algo que si que ha cambiado  notablemente, y mucho además,con respecto a anteriores entregas es el manejo y sistema de juego. Algunos diran que se ha simplificado la jugabilidad del juego haciendolo mucho más sencillo. No obstante nosotros pensamos que se ha optado por fortalecer y enmendar algunos errores de anteriores títulos y añadir otras habilidades que hagan más fluida la mecánica del juego. Un ejemplo, nos parece soberbio el sistema de coberturas que usaremos en este “Splinter Cell” agilizando el combate, las infiltraciones y haciendo más intensa la experiencia. Existen los clásicos como subirse por tuberias o tomar a nuestros enemigos por escudos humanos. No nos olvidemos del sistema de ejecutar, con el cual Sam Fisher ejecutara hasta 5 enemigos en un pestañear de ojos, ¡muy útil!.

Y aquí llegamos a lo mejorcito del juego, el sistema de interrogaciones (por llamarlo de alguna manera). Sin duda con lo que más disfrutaremos del juego. Agarraremos por el cuello al  enemigo al que deseemos (currar) preguntar nuestras dudas, mientras buscamos por el escenario contra que lo machacaremos, lo que haga falta por hacerle hablar. Típico de películas y ente caso los guiones hasta nos harán meternos en el papel de poli malo (solo que ahora no somos polis así que no os preocupeis en hacerle daño al interrogado).

En definitiva, Ubisoft sabía bien lo que se hacia en este apartado y los resultados saltan a la vista, una jugabilidad más agilizada y a la vez  más intensidad dentro del juego.

Para finalizar comentaremos brevemente el apartado multijugador, como bien dijiomos más arriba existe una campaña exclusivamente en modo multijugador cooperativo, aunque también es de duración escasa es tan buena como la de un solo jugador y, el hecho de ir con amigos infiltrandote en casa de rusos ex-comunistas  malos e interrogarles a base de leches lo hace la mar de divertido. Personalmente nos ha encantado este modo incluso más que el de un solo jugador. También existen los clásicos modos online: cooperativo de infiltración, eliminacón o el típico modo de aguantar hordas de enemigos (en este caso de los ya mencionados ex-comunistas rabiosos que hechan espuma por la boca). También un modo de enfrentamiento donde tendremos que cascar a nuestros amigos.

Sin duda el multijugador esta a las alturas de las expectativas, pero desde Xbox666 recomendamos la campaña cooperativa, habra que armarse de paciencia por que no siempre saldrá bien, pero cuando salga nos creeremos la leche.

Tu le caneas y yo miro

Poniéndole fin a este análisis es un muy buen juego que nos hara disfrutar, desafortunadamente no por muchas horas ya que es extremadamente corto, esperemos que los DLC’s vengan pronto. Ubisoft prometio cambios y cumplió, no tanto como nos hicieron creer, pero cumplió. Un juego muy recomendable y con un multijugador muy intersante.